Seleccionar página

El Ayuntamiento de Altea a través de las concejalías de Sanidad, Medio Ambiente e Infraestructuras ha iniciado una campaña de concienciación, Coordinada desde la Conselleria de Sanidad, para informar a la ciudadanía de las medidas preventivas más eficaces para combatir la proliferación del mosquito tigre.

Beatriu Nomdedeu, concejala de Medio Ambiente; Verónica López, concejala de Sanidad y Roque Ferrer, concejal de Infraestructuras, han presentado los trípticos informativos que se han editado para prevenir los efectos de este insecto. Beatriu Nomdedeu ha indicado que estos folletos ya se han repartido en las escuelas y se seguirán difundiendo a lo largo del verano, además están al alcance de la ciudadanía en los edificios públicos.

El mosquito tigre, Aedes albopictus, es un mosquito invasor que proviene de Asia, y tiene una medida de 2 a 10 mm y, a diferencia de los mosquitos comunes de nuestra zona, este mosquito no se reproduce en grandes masas de agua, sino en pequeñas embalses.

Beatriu Nomdedeu ha informado de que las medidas preventivas más eficaces se basan en buscar y eliminar los focos de reproducción y cría que se producen en reducidas acumulaciones de agua de zonas domésticas. Por este motivo se recomienda evitarlas más de 5 días en balcones, patios y jardines, dado que el 95% de los casos el mosquito tigre se cría en las viviendas. ”La importancia de tomar estas medidas a nivel doméstico incidirá en la reducción de mosquitos a nivel de la población”, añadía Nomdedeu.

Los concejales han insistido en el hecho de evitar embalses de agua en los jardines; mantener limpias y desinfectadas las fuentes ornamentales; tapar con arena o yeso los huecos de los árboles; evitar depósitos de agua en ruedas de vehículos; tapar los bidones de recogida de agua con mosquiteras de 1 mm de malla; renovar con frecuencia el agua que depositamos en los platos de las macetas; evitar cúmulos de agua en colchas como lonas de piscinas y otros elementos de jardín; evitar encharcamientos en cubos, regaderas, juguetes, ceniceros y cualquier recipiente expuesto a la intemperie; evitar cúmulos de agua en pies de sombrillas y pluviómetros; vaciar con frecuencia los bebedores de los animales domésticos y limpiar los desagües y canaletas.

La concejala de Sanidad, Verónica López, ha insistido en la importancia de la prevención y en renovar el agua de los pequeños embalses domésticos. López ha informado de que el mosquito pica durante todo el día, y los meses que más prolifera son de mayo a noviembre. La titular de Sanidad municipal ha señalado que las posibilidades de prevención son instalar telas mosquiteras con malla de 1 mm, usar ropa de manga larga y pantalones hasta el tobillo, así como utilizar repelentes como DEET, picaridina o IR 3535 solo en la piel expuesta y / o ropa según las indicaciones del fabricante, no utilizar repelentes bajo de la ropa.

En caso de picadura, informaba López, hay que lavar muy bien la zona afectada con agua y jabón, usar hielo durante 10 minutos, evitar rascarse la zona afectada y observar para garantizar que no haya ninguna infección posterior. Algunas personas pueden presentar reacciones más molestas, o incluso infecciones, que requieren consultar a un profesional sanitario.

Esta campaña informativa viene apoyada por el Plan de Acción Municipal Contra el Mosquito Tigre, que ha puesto en marcha la concejalía de Infraestructuras. Como ha explicado su concejal, Roque Ferrer, el plan de acción se basa en una gestión integral de diversas acciones, siendo su principal la concienciación ciudadana. Estas acciones están complementadas con las actuaciones preventivas por parte del Ayuntamiento con la instalación de trampas de muestreo distribuidas en zonas de jardines públicos y en urbanizaciones, también se llevan a cabo tratamientos preventivos en sumideros, mayoritariamente los ubicados alrededor de los centros educativos del casco urbano, así como tratamientos correctivos de larvicidas. El ámbito de actuación respecto a la vigilancia de los vectores, señalaba Ferrer, también incluye la red de saneamiento, los cementerios de Altea y Altea la Vella, el conservatorio y los centros educativos

”Con estas monitorizaciones realizaremos un mapa de presencia del mosquito tigre en el casco urbano para detectar su presencia y distribución en el municipio y se realizará un tratamiento de larvicidas preventivos en puntos como sumideros”, concluía Ferrer.

Más información: http://www.san.gva.es/mosquittigrefaq

Pin It on Pinterest