Seleccionar página
  • El número de reclamaciones gestionadas apenas incide en el comercio local tradicional, del que existen pocas quejas y consultas, debido a la cercanía con el cliente y la atención más personalizada

La Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC), ha hecho balance de la gestión realizada durante 2016 y destaca que la OMIC es cada vez más conocida en el municipio, se utilizan sus servicios tanto por los consumidores y usuarios, como por empresarios que recaban información.
Además, el conocimiento de sus actividades y recursos es cada vez mayor entre la población del municipio de Altea, como acreditan los resultados que arrojan las estadísticas anuales sobre las consultas y reclamaciones realizadas a lo largo de 2016. Cabe destacar también que un buen número de usuarios  han conseguido solución a sus reclamaciones o consultas, lo que redunda en una mayor confianza en la gestión de la OMIC. 

La gestión de la Oficina Municipal de Consumo de Altea, por la Unión de Consumidores de Alicante, arroja un total de 360 consultas y 126 reclamaciones gestionadas (la oficina atiende los viernes, excepto en el mes de agosto). 

Las cifras arrojadas por la estadística aúnan todo tipo de comercio: tanto el local tradicional, como el de gran superficie o centro comercial y el comercio a distancia o fuera del establecimiento. Particularizando, el número de reclamaciones gestionadas apenas incide en el comercio local tradicional, del que existen pocas quejas y consultas, esto se debe a la cercanía con el cliente y la atención más personalizada. Las mayores discrepancias entre las partes surgen en los comercios franquiciados o de gran superficie.

La mayor parte de las consultas y reclamaciones gestionadas se concentran, un año más, en el sector de Servicios Públicos (telefonía, transportes, electricidad, agua y gas). Destaca el sector de servicios bancarios debido, un año más, a los casos ya conocidos sobre préstamos hipotecarios, cláusulas suelo y productos financieros dudosos.

En el sector de los servicios públicos, sigue existiendo un amplio predominio de las consultas y reclamaciones relacionadas con la telefonía, tanto en telefonía móvil como fija y servicios de Internet. El sector del gas se mantiene respecto del ejercicio anterior, de nuevo resaltando las malas prácticas y abusos detectados en las contrataciones realizadas por comerciales de las principales distribuidoras.  Ante esta situación se incide en la formación e información a los usuarios, a la vez que se comunica a los organismos de consumo las acciones irregulares detectadas, a fin de solicitar una posible sanción administrativa a esas empresas. Se mantiene el número de consultas relacionadas con el sector de la electricidad, sobre todo en lo relativo a las contrataciones irregulares, encaminadas a trasladar al usuario al mercado libre, sin ofrecer la información necesaria. Asimismo, se detecta un gran número de reclamaciones en las que el cliente es sancionado por manipulación de su contador, sin probar ni motivar tal acusación, produciéndose gran indefensión ante las sanciones de gran cuantía económica.

Anna Alvado, edil de Comercio, ha destacado ‘’la importancia del servicio prestado por esta oficina, siempre por profesionales, situada en la planta baja del Ayuntamiento’’. En palabras de la propia edil, ‘’valoro enormemente el trabajo que se realiza desde este punto de información a lo largo del año, ya que ayudan a muchas personas que sufren abusos y malas prácticas cometidas por las principales distribuidoras de telefonía, gas y entidades financieras”. Finalmente, Alvado incidía en el hecho de que los datos ‘’ponen en evidencia un año más que el comercio local es el que mejor servicio y atención ofrece a los clientes, de ahí el escaso número de reclamaciones, siendo totalmente al contrario en los comercios franquiciados o de gran superficie donde se producen la mayor parte de las discrepancias”.

Pin It on Pinterest