Seleccionar página

La concejala de Urbanismo, Imma Orozco, ha destacado que estas contrataciones responden al interés del actual equipo de gobierno para recuperar el patrimonio y actualizar el contenido del PERI del casco antiguo.

Desde el pasado mes de agosto, y por un periodo de un año, el Departamento de Urbanismo del Ayuntamiento de Altea cuenta con un arqueólogo y un arquitecto técnico, Pedro Jaime Zaragozí y Xavi Alvado, respectivamente, gracias al programa Emcuju que promueve la Conselleria de Economía para dinamizar la contratación de personas jóvenes cualificadas.

En palabras de la concejala de Urbanismo, Imma Orozco, “desde el Ayuntamiento apostamos claramente por la recuperación del patrimonio porque consideramos que es nuestra obligación como gestores asegurar su conocimiento y su durabilidad en el futuro”. ” Se trata, añade, de sacar a la luz todo lo que nos hace entendernos mejor como pueblo y que, además, es un claro reclamo para nuestra industria turística”.

La incorporación de un arqueólogo está permitiendo, en palabras de la responsable de Urbanismo, no sólo agilizar el trabajo municipal con respecto a las obras públicas que requieren de seguimiento arqueológico sino también, destaca, “dar un empujón a proyectos tan importantes como la cubrición del Poador del Pontet o la redacción de un plan director para el Acueducto Romano de la partida els Arcs, un BIC que ya lleva demasiados años esperando que pongamos nuestra atención sobre él para evitar la desaparición de unos restos que dan un valor inmenso a nuestro municipio”.

Por otra parte, el trabajo del arquitecto técnico se centrará, fundamentalmente, en la revisión del PERI del casco histórico que, después de treinta años, explica Orozco, “necesita actualizarse urgentemente desde todos los puntos de vista. Debemos actualizar datos que han quedado desfasadas y repensar los criterios para adaptarlos a la realidad del s. XXI”. La intención es siempre “facilitar a los propietarios y propietarias y al personal técnico la aplicación de las normas de protección que han sido y deben seguir siendo un instrumento para salvaguardar la imagen más emblemática de nuestra localidad”. Aparte de eso, continúa, “también aprovecharemos para realizar los trabajos preparatorios para iniciar la licitación del Plan Especial que debe definir el futuro de parte de la Calle la Mar”. Al respecto, puntualiza, “el gobierno anterior pospuso su redacción a la aprobación del Plan General pero nosotros nos comprometimos a iniciarlo a la mayor brevedad posible”.

Por último, la responsable de Urbanismo agradecía el esfuerzo de la Generalitat Valenciana, a través del nuevo Labora, y del concejal de Empleo, Diego Zaragozí, “por suplir el déficit de personal que nos causa la Ley de Estabilidad Presupuestaria a los ayuntamientos y por dar esta oportunidad de trabajo y de adquirir experiencia a tantas personas jóvenes cualificadas”.

Pin It on Pinterest