Seleccionar página

Desde la concejalía de Urbanismo, su responsable Imma Orozco, explicó que “el PATIVEL era una norma necesaria para asegurar un cambio en el modelo territorial. Un modelo antiguo y agotado que no se regía por una estrategia de futuro más allá de la inmediatez del mercado inmobiliario”.

Después de años de aplicación de políticas territoriales basadas en la especulación se hacía imprescindible poner freno a la visión unilateral de que un terreno en primera línea sólo tiene valor si se urbaniza y si se hace, además, con parámetros que permiten el máximo aprovechamiento.Aunque en principio el PATIVEL pretendía proteger una mayor superficie, finalmente los trabajos de campo y la incapacidad del Consell de afrontar posibles indemnizaciones por la lamentable situación económica heredada, han hecho que la regulación en espacios como Cap Blanc no haya sido tan restrictiva como se anunció.

Por ello, desde el Ayuntamiento se ve con buenos ojos la propuesta de que este tipo de suelos de primera línea tengan una vocación mayoritariamente hotelera de calidad. Es una puerta que se ha abierto para este sector que en un inicio aparecía en la presentación del PATIVEL como suelo a proteger a través de su desclasificación. “Desde un primer momento, ha explicado la concejala, nuestra respuesta fue exigir a la Conselleria que Cap Blanc debía tener una salida alternativa que asegurara la obtención de la franja de 200 metros”.

Más allá, el hecho de que si se destina el 51% de este suelo a la actividad hotelera no compute en los parámetros globales de crecimiento, contribuye a que el exceso de suelo residencial propuesto en el Plan General Estructural no sea determinante, una cuestión clave que habíamos pedido a Conselleria. “Si nos planteamos otro tipo de uso en este suelo, como propone el PP, estaríamos condenando otros crecimientos naturales de nuestro pueblo porque el planeamiento es un rompecabezas complicado donde una pieza depende de la otra. La propuesta del PP implica sacrificar otros sectores, estaría bien que dijeran qué sector quieren desclasificar, ¿quizás el Pontet o Carbonera?. Además, Altea tiene una oferta hotelera reducida y el hecho de asegurar la calidad a través de esta exigencia aportará un valor añadido a nuestra economía”.

En cuanto a la zona del río Algar protegida, el PATIVEL permite el mantenimiento y creación de dotaciones. “El actual equipo de gobierno está trabajando muy seriamente la conexión entre Altea la Vella y el núcleo de Altea porque consideramos que es esencial, no sólo desde el punto de vista social sino también económico, y por eso ya tenemos una propuesta de conexión del Camí Fondo que hemos trabajado durante meses con Conselleria. Tanto es así, que en la legislatura anterior ya presentamos una propuesta de conexión del Camí Fonde y el de La Pila al equipo de gobierno PP-Cipal. Sorprende que ahora el PP, que ni aceptó ni introdujo ni una sola propuesta en este sentido, apueste por un vial entre el corredor verde y la N-332. Además, dicen que se debería financiar con un desarrollo urbanístico que ellos mismos vetaron en el Plan General que llevaron a exposición pública y que, más allá, como explicábamos, se enmarca en una propuesta excedida en cuanto a parámetros de crecimiento.

En cuanto a las alegaciones que ha presentado el Ayuntamiento de Altea, van encaminadas a clarificar ciertas cuestiones del texto importantes para nuestro municipio para evitar interpretaciones posteriores, como por ejemplo que en ciertas partes de la norma donde se habla de los usos hoteleros especifique claramente que se trata de hoteles y aparthoteles de calidad.

Por otra parte, también se ha pedido la inclusión del Barranco de los Arcos como corredor ecológico, dado su valor como conector entre Cap Blanc y el espacio interior de huerta. Desde la concejalía de Infraestructuras y Playas también se ha introducido una alegación con respecto a la ocupación permitida, ya que la mayoría de nuestras playas tienen una anchura inferior a los 25 metros que dificulta la gestión de los servicios turísticos que ofertan.

En definitiva, concluye Imma Orozco, “nuestras alegaciones han ido encaminadas a mejorar el documento para que se cumplan los objetivos del plan de acabar con el modelo de depredación que ha imperado durante 20 años y preservar nuestro litoral para abordar un nuevo modelo económico mucho más respetuoso y sostenible”.

Pin It on Pinterest