Seleccionar página

El alcalde de Altea, Jaume Llinares, ha recibido esta mañana en dependencias de Alcaldía al funcionario municipal, Antonio Alcázar, que ha firmado el acta de cese por jubilación, después de 31 años como trabajador del Ayuntamiento de Altea en la plaza de oficial de obra. Jaume Llinares ha tenido palabras de agradecimiento hacia Antonio Alcázar, ”por su dedicación y trabajo a lo largo de estas tres décadas al servicio de Altea y los alteanos como trabajador municipal”. Han acompañado también al funcionario municipal en su despedida el concejal de Infraestructuras y Obras y Actividades, Roque Ferrer, y la concejala de Medio Ambiente, Beatriu Nomdedeu.

Pin It on Pinterest