Seleccionar página
  • El área de Infraestructuras asume la ejecución y el coste del cambio de
    seis rejas drenantes por unas de alta eficiencia hidráulica ante la negativa
    del Ministerio de Fomento de hacerse cargo

En la Carretera Nacional 332, en el tramo de la zona tolerancia industrial del Planet, como ha informado el concejal de Infraestructuras y Ciclo Hídrico, Roque Ferrer, se han realizado obras de mejora cambiando las rejas de drenaje situadas en los márgenes de la carretera. Según el edil las rejas existentes eran insuficientes para asumir los caudales punta de las escorrentías de agua de las lluvias más fuertes, y cada vez que ocurrían se colapsaban, lo que suponía la inundación del tronco de la CN-332.

A principios de año el concejal se desplazaba hasta Alicante para tratar diversos temas referentes a la CN-332, entre ellos la problemática con los drenantes, con la Delegación de Carreteras Provincial dependiente del Ministerio de Fomento del PP. El concejal solicitó el cambio de estas rejas por el peligro que supone su inundación, la cual afecta directamente a su ámbito, ya que los viales de servicio paralelos, de ámbito municipal, tienen una cota hipsométrica superior. Esta situación revestía una elevada probabilidad de accidentes debido a la inundación del tronco de la CN-332. Desde las dependencias del Ministerio se denegó el cambio de las mismas, por lo que ha sido la concejalía de Infraestructuras del Ayuntamiento de Altea quien ha asumido tanto el coste como los trabajos para cambiar las antiguas rejas drenantes por unas nuevas de alta eficiencia hidráulica que tienen una mayor capacidad de drenaje de escorrentías y, de este modo, se minimiza la magnitud de la problemática cuando sobrevenga.

Según el propio Roque Ferrer, quien planteó la solución, “en la obra se ha mantenido el mismo tamaño de los marcos de las rejas para abaratar al máximo la actuación y se han instalado unas rejas que tienen una superficie abierta al paso del agua de un 90%, tres veces superior a las antiguas que era de un 30%, lo que supone un incremento del caudal asumible alrededor de esa proporción y, además, se reducirá la probabilidad de taponamiento por elementos como hojas o basura”.

El concejal afirmaba que aunque desde el área de carreteras del Estado no han querido hacerse cargo, era un acto de responsabilidad con la ciudadanía que fuera desde las concejalías que encabeza, Infraestructuras y Ciclo Hídrico, quien se encargaran de estas obras.

Pin It on Pinterest