Seleccionar página
  • Jaume Llinares ha destacado la
    importancia de estas obras que cambiarán la fisonomía del pueblo en zonas como
    la plaza de la calle Filarmónica

El acalde de Altea, Jaume Llinares, ha recibido esta mañana a la
consellera de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, María
José Salvador, que ha visitado la estación de la Olla para comprobar de primera
mano el estado de las obras de modernización de la Línea 9 del TRAM
Metropolitano de Alicante (Benidorm-Dénia) que Ferrocarriles de la Generalitat
Valenciana (FGV) está realizando entre Altea y Calpe y que cuentan con un
presupuesto de 9,2 millones de euros. Han acompañado al alcalde y a la
consellera el director general de Obras Públicas, Transportes y Movilidad,
Carles Domingo, el director gerente de FGV, Ángel García de la Bandera, así
como varios miembros de la corporación municipal de Altea y alcaldes y ediles de la comarca.

 Salvador señaló que “hemos comprobado con satisfacción que las
obras evolucionan de manera muy positiva”,
y ha anunciado que “el
tramo afectado se podrá reabrir la circulación el próximo mes de mayo”.

 Jaume Llinares ha destacado la inversión de 9 millones de euros destinada
a la mejora de la línea 9 del TRAM, concretamente el trayecto que une Altea y
Calpe. El alcalde ha hecho hincapié en que ”los ciudadanos conozcan las
mejoras que estas obras supondrán, como el aumento de la seguridad y la
comodidad, así como la reducción del ruido de los convoyes, a la vez que se ha
mantenido el patrimonio de los alteanos, ya que la vía es centenaria, pero se
ha podido adaptar a las necesidades del siglo XXI ”.

 Por otra parte, estas obras también cambiarán la fisonomía del pueblo, en
zonas con la plaza de la calle Filarmónica. Al respecto el alcalde ha recordado
el concurso de ideas que se ha puesto en marcha en conjunto con estudiantes de
arquitectura de la Universidad de Alicante, para conectar la parte alta del
pueblo con la baja, utilizando esta plaza como nexo, y que le dará un contenido
urbano en esta plaza.

 Asimismo, Llinares ha incidido en la necesidad de electrificar el
trayecto de Altea, ”para conseguir un medio de transporte urbano que dé
calidad a las comunicaciones y el transporte público y hagan que el tren sea
utilizando en normalidad para toda la ciudadanía”.
Finalmente, el alcalde
ha mostrado su interés, y así se lo ha manifestado la consellera, en recuperar
el tren turístico ”Limón Express”.

 Como indican desde Conselleria el material móvil de la Línea 9 del TRAM,
seis trenes diesel, es objeto de otra actuación independiente, por la que, tras
invertir más de tres millones de euros, se realizará una modernización del
mismo. Asimismo, una última actuación se centrará en la intervención de las estaciones
de Altea, Olla d`Altea y Calpe, que se modernizarán para la mejora de la
explotación y optimización energética de las mismas. Una vez redactado el
proyecto, la actuación está pendiente de licitación.

Pin It on Pinterest